Saltar al contenido
¿Qué tipos de IP se pueden contratar?

¿Qué tipos de IP se pueden contratar?

Las empresas que requieren de una conexión a internet se preguntan a menudo cuál es el tipo de IP que se puede contratar. Según el tipo de negocio que se tenga, se necesitará una clase u otra de dirección IP. Aquí se explican las diferentes clases de IP disponibles.
Las IPs se pueden clasificar en:

-Públicas: son aquellas que están disponibles para todos los usuarios.

-Privadas: son aquellas que están asignadas a un solo equipo.

-IPs compartidas: son aquellas que están asignadas a un grupo de equipos.

¿Cuáles son los tipos de IP?

Las direcciones IP se clasifican en tres tipos: IPv4, IPv6 y IPv4v6. La clasificación se basa en el número de direcciones IP que se pueden asignar a un dispositivo conectado a la red. IPv4 es el tipo de dirección IP más común y tiene un total de 9696 direcciones. IPv6 es el tipo de dirección IP más nuevo y tiene un total de 348623667036156 direcciones. IPv4v6 es una dirección IP que se puede utilizar en redes IPv4 e IPv6.

¿Qué tipo de IP usan los servidores?

Los servidores usan la clase de IP privada 1./8.

¿Qué es un IP y Cuántas versiones existen?

Un IP (Internet Protocol) es el estándar que se utiliza para la comunicación en Internet. Hay distintas versiones de IP, la más conocida es la versión 4 (IPv4), que tiene una capacidad de direccionamiento de hasta 9696 equipos.

Sin embargo, dado el crecimiento de Internet, se está viendo cada vez más limitada esta capacidad, por lo que se está migrando a la versión 6 (IPv6), que tiene una capacidad de direccionamiento de hasta 3486236670368 equipos.

Leer también:  ¿Qué es 1968 10 24?

¿Cómo contratar IP públicas?

Las IP públicas son aquellas direcciones IP que están asignadas a una red pública y que pueden ser utilizadas por cualquier persona que se conecte a esa red.

Para contratar una IP pública, es necesario contactar a un proveedor de IP públicas. Este proveedor le asignará una dirección IP que podrá utilizar para conectarse a la red.

Las IP públicas son una buena opción para aquellas personas que necesitan una dirección IP estable y fija. Además, las IP públicas son una buena opción para aquellas personas que necesitan acceso a internet desde una ubicación remota.

Las diferentes clases de IP que se pueden contratar son: IPv4, IPv6, NAT64 y Dual Stack. Cada una de ellas tiene sus propias ventajas e inconvenientes.
Las IPs se pueden clasificar en:

-IPs privadas: Son direcciones IP asignadas por un proveedor a un cliente, generalmente en el contexto de una red privada.

-IPs públicas: Son direcciones IP asignadas por un organismo de gestión de direcciones IP (RIR, por sus siglas en inglés) a un ISP, que a su vez las asigna a clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.